En ocasiones a compañeras/os de profesión que nos dedicamos asuntos forenses cuando decimos somos psicólogos forenses parece que asustamos, aunque a veces viene bien cuando te encuentras con alguien digamos tóxico que se aleje de nuestro campo visual. En otras parecen que nos someten a un tercer grado preguntándonos sobre asuntos relacionados con la Psicología o Psiquiatría.

La Psicología Forense es la rama de la Psicología Jurídica que expone sus conocimientos, métodos ayudando a ilustrar al Juez.

Ante una sala de justicia figuramos como peritos y podemos ser o bien de oficio o de parte. Ser perito forense de parte no significa que porque tus servicios los han contratado vas a emitir un informe favorable o a la carta. Actuamos de manera objetiva y sin contaminantes, por tanto dos profesionales valorando a la misma persona hemos de llegar a las mismas conclusiones en el informe que emitamos.

¿Miedo?. No, no somos ni los buenos ni los malos, tampoco vamos en uno u otro bando

Publicado: 3 de Febrero de 2015